Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam 13 de noviembre de 2019

120

Ahimsa, la virtud de la no violencia, es la primera flor virtuosa que Dios más ama. Esto involucra mucho más que abstenerse de dañar a seres vivos. Uno debería desistir de causar dolor a cualquier ser vivo no solo a través de las acciones, sino incluso con palabras y pensamientos. Uno no debería albergar ninguna idea de herir o humillar a otro. La segunda flor que Dios desea es el control y dominio de los sentidos (indriya nirgaham). Uno no debería correr tras los placeres sensuales y el gozo sensorial. La tercera flor que es muy amada por el Señor es la compasión (daya). La compasión hacia todos los seres vivos y todas la cosas le complacen al Señor (Sarvabhuta-daya), ya que ¡’Todo es Dios’, ciertamente! Deben recordar siempre que las escrituras nos enseñan que la adoración y respeto dado a cualquier dios alcanza al Supremo (Sarva deva namaskaram Keshavam prati gacchati). Esto debe tenerse en cuenta con la misma validez que: ¡La humillación a cualquier ser vivo alcanza al Supremo (Sarva Jeeva thiraskaram Keshavam prathigacchati) Sathya Sai Baba. Discurso del 06 de octubre de 1981