Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 04 de junio de 2020

27

Reduzcan el hablar en exceso. Díganse: “Oh, lengua, tú conoces el buen sabor y eres un sagrado órgano del cuerpo humano. Pronuncia siempre los nombres de Dios, como Govinda, Damodara y Madhava”. El ojo comete un solo pecado, que es ver lo malo. El oído comete un solo pecado, escuchar cosas malas. Sin embargo, la lengua puede cometer cuatro pecados. Dice mentiras, censura a los demás, lleva chismes sobre otras personas y habla demasiado. Para evitar que la lengua cometa estos pecados, resuelvan, a partir de hoy, hablar menos. Hablar en demasía daña nuestra mente y destruye nuestra memoria. Cuando hablan mucho, su energía disminuye y se debilitan sus nervios. Cuando sus nervios estén debilitados, se sentirán fatigados y su lengua no estará bajo control. También tendrán mala reputación. Sus amigos los llamarán aburridos, cuando se aproximen a ellos. Por estas razones, nuestros antepasados daban tanta importancia al silencio, y observaban silencio durante largos períodos. (Lluvias de Verano1978, Capítulo 21)