Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 04 de mayo de 2020

117

El trabajo realizado sin interés ni deseo por obtener ganancias, sino puramente por amor o por el sentido del deber, es verdadero yoga. Tal yoga destruye la propia naturaleza animal y lo transforma a uno en un ser divino. Servir a los demás, visualizándolos como Atmas, le ayudará a uno a progresar y lo salvará de descender de la etapa espiritual alcanzada. El servicio desinteresado (seva) es mucho más beneficioso que incluso los votos y la adoración (puja). El servicio desintegra el egoísmo latente en ustedes, abre el corazón y lo hace florecer. Por lo que el trabajo realizado sin deseo, es el ideal supremo. Cuando la mansión de la vida se construye sobre esos cimientos, a través de la influencia sutil de esta base de servicio desinteresado, las virtudes se acumularán en la persona. El servicio debe ser la expresión exterior de la bondad interior. Y, a medida que uno se dedica cada vez más al servicio desinteresado, la conciencia se expande y se profundiza, y se experimenta con mayor claridad la verdadera realidad (Atmica). (Vidya Vahini, capítulo 8)