Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 05 de junio de 2020

47

Toda criatura ansía la felicidad; ninguno añora la miseria. Sino que cada uno está dispuesto a obtener las cosas que cree le darán gozo. Los que saben dónde se puede obtener felicidad son muy pocos en cantidad. La felicidad es de tres clases. Una de ellas es de la índole del veneno al comienzo pero se torna en néctar luego. Esta es pura (sathwic) felicidad, que se asegura por medio de la consciencia del Atma. Es decir, el sadhana de la ecuanimidad, el control de los sentidos internos y externos, etc., lo cual debe ser soportado, parece difícil e incómodo e involucra lucha y esfuerzo. Cuando uno tiene éxito en superar la mente, alcanza la consciencia del Atma. Este logro resulta solo cuando uno pasa muchas penalidades y sacrificios. La bienaventuranza que se gana luego es el tipo más elevado de felicidad. Como fruto de toda la disciplina espiritual , uno se establece en la ecuanimidad perfecta de una consciencia sin oleaje (nirvikalpa-samadhi) y la beatitud con la que uno se llena es indescriptible. Es ambrosía, equivalente al néctar de la inmortalidad. Vidhya Vahini, C.11. Versión en inglés.