Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 06 de noviembre de 2020

26

El pescador utiliza una caña y un sedal; ese sedal tiene una boya de la cual cuelga, dentro del agua, un afilado anzuelo con un gusano. El pez es atraído por el gusano hacia el anzuelo, la boya se sacude, el pescador siente el tirón del pez en el sedal y lo arrastra a la tierra, donde está indefenso y sin poder respirar. El cuerpo es la caña; el ansia, el anhelo, es el sedal; la inteligencia es la boya; el discernimiento es el anzuelo y el conocimiento es el gusano. Así es como el Atma, el pez, es atrapado por el inteligente pescador. Cuando logran sabiduría espiritual, “Kaivalyam” (estado divino) es atraído hacia ustedes. Viajen más allá de los reinos de la lujuria, la ira y el odio, a “Kaivalyam” que es el estado en el cual lo Divino es experimentado como todo abarcante, como Voluntad, Actividad, Bienaventuranza, Inteligencia y Existencia. Deben suprimir su ignorancia (tamas), sublimar sus pasiones (rajas) y cultivar la pureza (satva) a fin de establecerse en “Kaivalyam“. (Discurso del 26 de febrero de 1968)