Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 08 de marzo de 2020

104

Trátese del pasado, el presente o el futuro, las mujeres son la columna vertebral del progreso, y el corazón de la nación. De hecho, son su aliento vital mismo. Llenas de santidad, ellas tienen el papel principal en el dharma de la vida. Ninguna nación puede edificarse sin invertir en la cultura de sus mujeres. El mundo puede ser elevado a su prístina grandeza solamente si las mujeres dominan la ciencia de tomar conciencia de la Realidad (Atma-vidya). Para que una nación tenga paz y prosperidad duraderas, las mujeres deben ser preparadas mediante un sistema educativo que enfatice la conducta moral y las cualidades morales. Toda mujer debe ser capaz de comprender los problemas de la familia, de la sociedad y de los países. Debe prestar todo el servicio que pueda a la familia, la comunidad y el país, dentro de los límites de sus recursos y su capacidad. La actual decadencia de los niveles morales y la ausencia de paz social se deben al descuido de este aspecto en la educación de las mujeres. (Dharma Vahini, Capítulo 5)