Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 09 de mayo de 2020

102

La Madre Easwaramma impartía muchas nobles enseñanzas a las devotas cuando se reunían a su alrededor. Swami le dio un pequeño cuarto en Prasanthi Nilayam. Muchas damas iban allí y le rogaban: “Madre, hace mucho tiempo que estamos aquí. Por favor, dile a Swami que nos otorgue una entrevista”. Ella les decía: “Querida mía, Swami puede parecer pequeño a tus ojos, pero no escucha a nadie; Él no necesita recomendaciones. Les dará lo que ustedes merezcan. Deben comprender y practicar los divinos principios de Swami”. De este modo, ella daba apropiados consejos a las devotas. Un día, ella me dijo: “Sathya, tu nombre y fama se han difundido por todas partes. El mundo entero está viniendo a Ti. Por favor, dale paz al mundo con tu Sankalpa (divina voluntad)”. Yo respondí: “No tengo que hacer Sankalpa para la paz del mundo. Cada uno debe lograr la paz por sí mismo, pues los seres humanos son por naturaleza encarnaciones de la paz, la verdad y el amor”. (Discurso, 6 de mayo de 2003)