Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 10 de abril de 2021

155

Entre las condiciones preliminares para el anhelo de conocer a Brahman, la primera es el discernimiento (viveka) entre lo transitorio y lo eterno; en otras palabras, el descubrimiento de que solo el Atma está más allá del tiempo, y que todos los objetos que los sentidos pueden percibir son transitorios. Como resultado de una prolongada investigación, tenemos que adquirir esta inalterable convicción, y establecernos en ella. La segunda característica es la renuncia al deseo de disfrutar, aquí y en el más allá, de los frutos de nuestras acciones. Esto se llama también desapego (vairagya). Debemos razonar y darnos cuenta de la transitoriedad de la alegría y la pena, los contaminantes que afectan a la mente. Entonces nos convenceremos de que todas las cosas están atrapadas en un flujo; son todas momentáneas y solo producen pesar. Vairagya no implica que abandonemos hogar, cónyuge e hijos, para refugiarnos en los bosques. Solo implica que seamos conscientes de que el mundo es transitorio y, como consecuencia de esta percepción, descartemos los sentimientos de “yo” y “mío”. (Sutra Vahini, Capítulo 1)