Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 10 de mayo de 2022

29

Una tarde, Krishna llevó a Arjuna lejos de la ciudad de Dwaraka y mientras estaban juntos a solas, señaló un pájaro que volaba sobre sus cabezas y le preguntó:
—Arjuna, ¿no es eso una paloma?—. Arjuna asintió y dijo que efectivamente, era una paloma. De repente, Krishna se volvió hacia él y le dijo: —No, es un cuervo—. Arjuna estuvo de acuerdo y dijo: —Lo siento, ciertamente es un cuervo—. Inmediatamente, Krishna le preguntó: —¿Un cuervo? No, debe ser un milano, ¿no es así?—. Arjuna volvió a asentir rápidamente: —Sí, es un milano—.
Ante esto, Krishna sonrió y preguntó a Arjuna: —¿Estás en tus cabales? ¿Qué ves, exactamente? ¿Cómo puede el mismo pájaro ser una paloma, un cuervo y un milano?—. Arjuna dijo: —¿Quién soy yo para discutir tu afirmación? Puedes hacer que sea un cuervo aunque no lo sea, o convertirlo en un milano. He descubierto que lo más seguro es estar de acuerdo contigo, con plena fe. No conozco otra manera—. Solo después de esta prueba de fe inquebrantable, Krishna estuvo seguro de las credenciales de Arjuna para recibir el sagrado Gita. Sathya Sai (Discurso, 22 de noviembre de 1967)