Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 11 de agosto de 2020

65

Krishna, en cumplimiento de la promesa que le había dado a la Madre Tierra expulsó del mundo muchos gobernantes malvados para establecer el reino de la Rectitud, para la protección del bien. La Divinidad encarna de era en era para proteger a los virtuosos, castigar a los malvados y establecer la rectitud. Se dice que Krishna destruyó muchas personas malvadas. Pero esto no es del todo correcto. Fue la propia maldad la que destruyó a tales personas. Podrían preguntar: «¿No fue Krishna quien destruyó a Kamsa?». Para nada. Esa es la versión del libro de texto. Verdaderamente, fue el propio intenso bhrama (engaño)que lo mató. Siempre estaba perseguido por el miedo a Krishna. Su muerte fue el resultado de una reacción de dicho temor. Los pensamientos de uno determinan el propio destino. En consecuencia, la gente debería cultivar buenos pensamientos y rehuir todos los malos sentimientos. Dios no tiene desprecio por nadie. No tiene envidia. No tiene mala voluntad hacia ninguno. Tampoco tiene favoritos. La gracia que uno obtiene es el resultado de los propios sentimientos. Discurso del 29 de agosto de 1994