Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 11 de diciembre de 2021

63

Dios no es arrastrado por el deseo. Él no tiene necesidades; está siempre pleno, libre y contento. No tiene aversiones ni atracciones. No tiene ataduras de parientes y amigos. El Señor está por encima de todo apego; no tiene favoritos ni enemigos. Ustedes deciden la distancia entre Él y ustedes mismos. Moksha (liberación) es la etapa en la que moha (apego) alcanza kshaya (extinción). Entonces, ¿cómo puede el otorgante de Moksha ser Él mismo restringido por el apego? Dios no tiene deseos ni necesidades. Él no confiere ni retiene. Él es el testigo eterno. Para ponerlo en un lenguaje que puedan comprender, Él es como el cartero que no se preocupa por el contenido de las cartas que entrega a los destinatarios: una carta puede comunicar la victoria, otra, la derrota; reciben según para lo que hayan trabajado. Hagan el bien y recibirán el bien a cambio; sean malos y acepten el mal que retornará a ustedes. Esa es la ley, y realmente no hay ninguna ayuda ni impedimento. Sathya Sai Baba. – Discurso del 3 de septiembre de 1969.