Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 13 de diciembre de 2020

231

Planta en los tiernos corazones de los niños las semillas del amor, la simpatía, la verdad, la justicia, la caridad, la compasión, el arrepentimiento y el dominio propio. Ese es el deber principal de todos los que tratan con niños. Cuando el padre le pide al niño que le diga a alguien en la puerta que no está en casa, o cuando el hijo le pide a su hermano que responda a una llamada telefónica diciendo que ha salido, el vicio de la deshonestidad se implanta en el niño. No cargues los tiernos cerebros con todo tipo de madera, información que nunca se podrá utilizar, hechos que deforman y tuercen la verdad, etc. Enséñeles sólo lo que puedan usar de manera beneficiosa y lo que pueda ser de ayuda directa para ellos en sus vidas. Entrena su carácter más que su cerebro. Los padres en primer lugar, los maestros a continuación, los camaradas, los compañeros de juego y los compañeros a continuación. (Discurso de 19 de enero de 1969).