Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 13 de septiembre de 2022

77

Al Señor le importa el sentimiento que acompaña el regalo, la actitud con la que se hace la ofrenda. No lo conmueven la cantidad ni el costo. Draupadi le ofreció un pedacito de hoja pegado en el costado de la vasija en la cual había cocinado el alimento, y el Señor se sintió tan satisfecho que dijo haber saciado toda el hambre. Rukmini colocó en la balanza solo una hoja de albahaca, pero como la había saturado con su devoción, pesó tanto como Krishna mismo. Kuchela tomó un poco de masa de arroz, y el Señor lo comió con confianza, y se satisfizo plenamente con esta ofrenda tan llena de devoción. Un trozo de papel, aunque esté intacto, blanco y limpio, no es tan valioso como uno del mismo tamaño que, aún manchado y sucio, tenga la impronta del Banco Central, que lo convierte en un billete de cien rupias. La impronta de la devoción hace de la masa de arroz algo precioso. Den al Señor el fruto: el amor que crece en el árbol de la vida. Sathya Sai. (Discurso del 02 de septiembre de 1963).