Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 15 de septiembre de 2021

11

No se debe permitir a la mente que vague como le plazca. Debe ser controlada sin la más mínima ternura ni piedad. En lo posible, deberíamos apuntar incluso a su destrucción, para que evite el contacto con los objetos mundanos. ¿Por qué? Solo cuando se hace esto puedes comprender tu propia identidad. Tomar consciencia de esa realidad es el estado denominado liberación (mukti). Entonces terminan todos los problemas y tribulaciones, dudas y dilemas; superamos la pena, la ilusión y la ansiedad, y nos establecemos en la sagrada calma de la paz. Primero, renuncia a todos los impulsos impuros y cultiva los que sean puros. Luego procura, paso a paso, de renunciar también a estos últimos, y haz que la mente se quede sin propósito (nir-vishaya). La paz que se logra de este modo es refulgente, llena de bienaventuranza, y se asocia con la sabiduría; esto es por cierto, la experiencia de la Divinidad, de Dios mismo. El aspirante que anhela alcanzar esta paz debe practicar constantemente una vida virtuosa, sobreponiéndose a todos los obstáculos iniciales. Sathya Sai Baba. (Prasanthi Vahini, C. 12. Versión en inglés)