Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 16 de octubre de 2022

107

Cuando el amor se dirige hacia cosas que atienden a los sentidos o a la felicidad corporal, se secará cuando estas fallen o decepcionen. Cuando se ama la ganancia, la pérdida la socavará. Cuando aman motivados por la satisfacción mundana, el descontento minará su fuente. Aunque diez millones de decepciones se combinen para afligirlos, nunca renuncien al amor; diríjanlo a la fuente del amor, al manantial del amor, a la meta suprema del amor, es decir, a Dios. Cualquiera que sea el impedimento, como quiera que sea la tentación de soltar la sujeción, aférrense a Dios; siempre hay calma después de la tormenta. A un período de clima caluroso invariablemente le siguen bienvenidas lluvias. El amor satura todas las actividades con alegría y paz. El amor ennoblece a todos. Ámense a ustedes mismos por el Dios que encarnan; amen a los demás por el Dios que está consagrado en ellos, que habla y actúa a través de ellos. Este es el cimiento sobre el que pueden construir la mansión de la felicidad, este reconocimiento de lo Divino que los motiva desde el interior. -Sathya Sai. Discurso 23 de febrero de 1971.