Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 17 de agosto de 2021

41

El meditador (el dhyani) considera que lo importante es percibir la bienaventuranza átmica, pero promover el bienestar del mundo es un objetivo igualmente importante. Para lograr este objetivo tenemos que poner bajo control ciertas tendencias físicas, verbales y mentales. Se las conoce como los diez pecados: tres físicos, cuatro verbales y tres mentales. Las tendencias físicas son: atentado contra la vida, deseos adúlteros y robo. Los pecados verbales son: falsas alarmas, discurso cruel, discurso celoso y mentiras. Las actitudes mentales son: codicia, envidia y negación de Dios. La persona interesada en seguir el camino de la meditación debe tener sumo cuidado para que estos diez enemigos ni siquiera se acerquen. Tienen que ser evitados por completo. La persona necesita tendencias que la ayuden a progresar, no aquellas que la arrastran hacia atrás. Debemos hablar y actuar solo con el bien (shubha), porque solo el bien es auspicioso, y auspicioso es solo Shiva. ¡El bien es el instrumento para fundirse en Shiva! (Dhyana Vahini, Capítulo 4)