Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 17 de marzo de 2022

240

Así como un bebé, después de aprender a observar y comprender, procura caminar tambaleante de aquí para allá por la casa, también el aspirante espiritual aprende a caminar en el mundo interior y comprenderlo. Mirando la lámpara sobre la pared, un bebé sano en la cuna agita de alegría sus brazos y piernas, y balbucea feliz. De la misma manera, el aspirante espiritual, también sano en cuerpo, mente y alma, yaciendo en la cuna de la vida, observa el mundo interior y aplaude sin cesar con gran alegría, ante esa felicidad interior. Esto tiene que hacerse. Además, cada pensamiento, cada palabra y cada acción tienen que proceder de la total consciencia del conocimiento. Dirijan la inteligencia para que no vagabundee, sino que resida constantemente en el mundo interior. Esta es la búsqueda interior, y la meditación es el instrumento más importante que se necesita para esto. El aspirante espiritual puede iniciar su búsqueda interior a través del portal del autoexamen. Ese portal da acceso al estatus más elevado y sagrado posible en la vida, para todo aspirante que esté dotado de humildad y devoción. Sathya Sai (Dhyana Vahini, Capítulo 3).