Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 17 de octubre de 2022

53

No es fácil lograr el contento de la mente. En cuanto se satisface un deseo, surge otro. Los deseos no tienen límite. Incluso la aspiración a Moksha (la liberación) es un deseo. Mientras perduren los deseos, el hombre estará atado a lo mundano. Moksha significa la desaparición de Moha (el apego). Liberación significa liberarse de los placeres efímeros. ¿A qué debe aspirar el hombre? Hay una Divinidad que es permanente e inmutable. Se la conoce como Prema (Amor Divino). Este Prema no está relacionado con lo físico. Los hombres experimentan el amor en su forma mundana como afecto o apego. Todo el amor en las relaciones humanas de hoy, no es Prema, es apego. Es inherentemente de naturaleza pasajera: interludios en el viaje del hombre. Todo apego surge en una etapa (entre la madre y el hijo, el esposo y la esposa, y demás) y desaparece en otra. En contraste con estos apegos pasajeros, ¡el amor de Dios (Prema) es totalmente diferente! Dios es eterno: existía antes del nacimiento del hombre y continuará existiendo después de su muerte; no tiene principio ni fin. ¡El verdadero amor significa Amor a Dios! -Sathya Sai. Discurso 4 de octubre de 1992
.