Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 18 de marzo de 2024

51

El Señor no insiste en que todos los hombres sigan un solo camino y acepten una sola disciplina. Su mansión tiene muchas puertas; sin embargo, la entrada principal es la superación del apego (moha-kshaya). Esto es lo que Krishna exhortaba a que Arjuna lograra. Arjuna se desanimó y permitió que el arco se le cayera de la mano porque estaba abrumado por un engañoso tipo de apego. Krishna tuvo que demostrarle que los parientes a los que temía matar, los maestros que deseaba que vivieran, aquellos a los que amaba y odiaba, todos no eran más que instrumentos de Su voluntad, marionetas movidas por Su mano. Esto destruyó el apego de Arjuna y reanudó su tarea sin ningún apego a las consecuencias. Eso lo convirtió en el receptor de la mayor lección de la historia. ¡Esta lección es valiosa tanto para los teístas como para los ateos, ya que ambos tienen apego a las consecuencias de sus tareas; un apego que coloreará sus ansias y duplicará la aflicción cuando se decepcionen! Para lograr alegría duradera, la superación del apego (moha-kshaya) es necesaria tanto para los teístas como para los ateos. Ninguno de los dos se llevará de aquí ni una minúscula porción de sus adquisiciones, y ¡ambos pueden ganar la gratitud de la gente sólo por medio del sacrificio y del amor! Sathya Sai. (Discurso del 28 de marzo de 1967).