Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 18 de noviembre de 2020

119

El primer paso en la disciplina espiritual es limpiar el habla. Hablen dulcemente, sin ira. No se vanaglorien de su erudición ni de sus logros. Sean humildes y ansiosos de servir. Conserven sus palabras. Practiquen el silencio. Esto les evitará rencillas, pensamientos ociosos y facciones. Una vez más, practiquen la actitud de alegría cuando otros están alegres, y de tristeza cuando los demás están tristes. Que su corazón se conmueva con simpatía. ¡La alegría y la pena tienen que ser convertidas en servicio; no deben ser solo emociones! Edúquense a sí mismos utilizando la chispa de sabiduría que ha sido implantada en ustedes. Una vez que lo intenten con toda su fuerza, la gracia del Señor estará allí para ayudarlos a avanzar. Cuando sale el sol, no todos los lotos del lago florecen; solo los capullos maduros abren sus pétalos. Los demás esperan su momento. Lo mismo ocurre con las personas. Las diferencias existen debido a la falta de madurez, aunque todas las frutas tengan que madurar y caer algún día. (Discurso, 23 de abril de 1961)