Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 20 de abril de 2020

78

Para ganarse el estatus y la autoridad de gurúes, los maestros deben adoptar la disciplina espiritual (sadhana) de purificar sus emociones. Un auténtico gurú debe orientar a sus estudiantes a que lleven una vida digna y feliz. Y los verdaderos estudiantes deben responder con entusiasmo y adoración. Los maestros son responsables por la naturaleza y la cualidad de las actividades y el carácter de sus estudiantes. Tienen la oportunidad de impresionar a los jóvenes a través de su erudición y su liderazgo. Por eso deben evitar el engreimiento egoísta y las maniobras políticas, y tener solo la iluminación espiritual como ideal en la vida. Los miembros del personal docente deben relacionarse entre sí como hermanos y hermanas. Los estudiantes notarán las diferencias y rivalidades entre sus maestros. Por supuesto, las diferencias son inevitables, e incluso pueden ser útiles. Pero las diferencias no deben contaminar las relaciones mutuas, entorpecer el progreso de la institución ni perjudicar el proceso de enseñanza y aprendizaje. Los maestros deben consultarse mutuamente y cooperar unos con otros. (Vidya Vahini, Capítulo 19)