Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 21 de febrero de 2021

166

Lo que se requiere es tener conciencia del juego vicioso de la mente. Ella capta su atención presentando una fuente tras otra de placer temporal, sin permitirles ningún intervalo para que puedan sopesar los pros y los contras. Cuando el hambre de comida ha sido apaciguado, ella sostiene ante los ojos la atracción de una película, le recuerda al oído el encanto de la música y hace que la lengua se haga agua por el agradable sabor de algo que anhela. El deseo se convierte muy pronto en el impulso a la acción, el impulso pronto cobra fuerza y el anhelo se vuelve incontrolable. La carga de los deseos se vuelve gradualmente demasiado pesada y el hombre se desanima y se entristece. ¡Entrenen a la mente para que se dirija hacia la inteligencia en busca de inspiración y guía, no hacia los sentidos en busca de aventuras y logros! ¡Eso la convertirá en un instrumento para reducir sus caprichos y para ahorrar tiempo y energía para asuntos más vitales! Por medio de un Sadhana continuo y consistente, el hombre puede controlar los caprichos de la mente que, por su variedad y vanidad, causan decepción y aflicción. ( Discurso del 1 de abril de 1975)