Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 21 de marzo de 2024

50

Para llevar una vida buena, es una gran ayuda la constante incitación interior que proviene de Dios. Esa inspiración puede obtenerse solo de la constante recitación del Nombre del Señor, y de la solicitación a las fuentes interiores de la Divinidad. El Nombre es un instrumento tan valioso para ganarse Su Gracia, para percibir Su presencia, para visualizar Su forma y para recordar Su gloria, que aunque se lo repita desde el corazón una vez por la mañana y una vez por la noche, será suficiente para que el griham sea griham (un hogar), en lugar de guha (una cueva). Cuando la lámpara del Nombre sea encendida, iluminará la casa y la convertirá en un hogar, en lugar de una cueva. Si en una habitación se enciende una lámpara, puede que se apague con el soplo del viento desde las ventanas. Los sentidos (indriyas) son las ventanas, y cuando están abiertas, la lámpara del Nombre no puede arder firmemente. Por eso, mantengan las ventanas que dan afuera (los sentidos) cerradas a las influencias que atraen, y concéntrense en el Nombre del Señor, su belleza y su dulzura. – Sathya Sai («Mensajes de Sathya Sai» Volumen 6, capítulo 27)