Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 22 de noviembre de 2020

64

La ceremonia de graduación en los lugares de retiro marcaba el cierre de un dulce capitulo en la vida, en el que se implantaban los ideales a seguir en los años venideros. El consejo que les daban los gurúes durante dichas asambleas era: «Consideren a la madre como a Dios, traten a su padre como a Dios, consideren al maestro como a Dios, y traten al invitado como a Dios.» Sigan estas cuatro exhortaciones con total fe en su validez, obtengan bienaventuranza de allí e inspiren a los demás con su ejemplo, de modo que la patria pueda progresar y prosperar. Sus padres sacrifican su comodidad e incluso sus necesidades para asegurarles el progreso. Es su deber reverenciarlos y hacerlos felices. Primero, hagan brillar sus hogares complaciendo a sus padres. No sean arrogantes hacia ellos porque han estudiado unas pocas cosas. Comprométanse en actos que los demás respeten y no en acciones de las que se avergüencen. No permitan que sus mentes se agiten con deseos sin límites. Amen a su tierra natal. ¡Cumplan este deseo Mío, con mis bendiciones! (Discurso del 22 de noviembre de 1986).