Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 22 de septiembre de 2020

34

Hay muchos que hablan cínicamente incluso de Sathya (la verdad), Dharma (la rectitud), Shanti (la paz) y Prema (el amor). Dicen que si te apegas a la verdad nada se puede lograr, que una pequeña mentira ayuda mucho; que el Dharma es lo que se ajusta a la necesidad del momento; que si practicas Shanti, solo recibirás todos los golpes en tu espalda; que si te haces famoso como hombre de Prema, toda la villa se aprovechará de ti y tomará parte de tu riqueza duramente ganada. En consecuencia, concluyen, ustedes serán tontos si deciden practicar estas cuatro virtudes. Piensen un poco en lo absurdo de estas críticas. Es la mentira la que necesita el apoyo de la inteligencia, la evasión astuta y la memoria más profunda. Es mucho más fácil decir la verdad y terminar el asunto. Lo que hayan visto, oído o hecho deben contarlo tal cómo lo vieron, escucharon o hicieron. Y ¿qué es Dharma? Practicar lo que predican, hacer lo que dicen, mantener alineados el precepto y la práctica. Ganar virtuosamente; anhelar con devoción; vivir en el temor de Dios, vivir para alcanzar a Dios. (Discurso del 30 de marzo de 1965).