Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 26 de octubre de 2020

23

Los aspirantes a la paz mental también tienen que reducir el equipaje que cuidan; cuanto más equipaje, más preocupaciones. Las posesiones objetivas y los deseos subjetivos son rémoras en la carrera por la toma de conciencia. Una casa atestada de objetos en desuso es oscura, polvorienta, sin libre movimiento de aire fresco; será opresiva y sofocante. El cuerpo humano es también una casa; que no se llene de chucherías y muebles superfluos. Que la brisa de lo sagrado sople a través de ella según su deseo; que no sea profanada por la oscuridad de la ignorancia. La vida es un puente sobre el mar del cambio; crucen sobre él, pero no construyan sobre él una casa. Icen la bandera de Prashanthi en el templo de su corazón. Sigan las prescripciones que ella enseña: dominen a los seis eemigos que debilitan la natural bienaventuranza del hombre, asciendan al estado del Yoga, en que las agitaciones se calman, y permitan que brille el esplendor de la Divinidad interior (el Atma), abrazando a todos, para todos los tiempos. (Discurso, 12 de octubre de 1969)