Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 28 de abril de 2020

101

Mucha gente interpreta que la renunciación significa tanto donar dinero y tierra como caridad, o realizar rituales y sacrificios (yajna o yaga) o, renunciando a la casa, el hogar, esposa y niños, y yéndose a la selva. Pero renunciación no significa tales gestos de mentalidad débil. Estas no son tan difíciles de abandonar como se piensa. La verdadera renunciación es abandonar el deseo. Esta es la meta real de la existencia de una persona, el propósito de todos sus esfuerzos. Representa dejar la lujuria, ira, codicia, odio, etc. La renunciación fundamental debería ser aquella del deseo. Los otros sentimientos y emociones son reacciones concomitantes. El deseo implica la presencia de lujuria, ira, avaricia, etc. Estos últimos son ciertamente escapes al infierno. La envidia es el cerrojo, y el orgullo es la llave. Giren la llave y levanten el cerrojo, y pueden entrar. Vidya Vahini. C. 4. Versión en inglés.