Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 28 de junio de 2022

74

Es importante recordar que es posible y deseable utilizar todo el poder de las palabras a través de la suavidad y la dulzura. Si estamos ansiosos por ver a Dios en todo objeto, la dulzura de la palabra será de inmensa ayuda. ¡Imaginen cuán felices se sentirán los demás en su presencia, y cuán ligera se hará su mente por la práctica de la suavidad de expresión! Cuando se realiza la meditación en esa feliz atmósfera, ¡cuán pronto se puede alcanzar la concentración! Por el contrario, si en la conversación utilizan palabras que denigran y desprecian a los demás, ustedes mismos se convierten en blanco de la denigración y el desprecio, y su mente se agita por el efecto de ambos. Entonces, no se alcanza el objeto de la meditación, porque la atmósfera se hace impura. Por lo tanto, si realmente desean ser felices mediante la meditación, como proceso preliminar tienen que dedicarse a una conversación alegre o a pensamientos y recuerdos felices. La conversación dulce y suave ayuda en gran medida a la meditación. Sathya Sai (Dhyana Vahini, Capítulo 10)