Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 28 de octubre de 2020

33

En el Gita, el Señor declaró que en los humanos, Él es la capacidad de discernimiento, el Buddhi. El hombre no puede lograr la grandeza mediante la adquisición de cualquier forma de riqueza. Es la inteligencia lo que hace respetable al hombre. Quien no ejercita esta capacidad de discernimiento no es mejor que las aves o las bestias; es para elevar al hombre a un nivel superior, que la Divinidad desciende como Avatar. Avatar significa descenso. Para inclinarse a levantar al niño y abrazarlo, para elevar al hombre atrapado en insignificantes deseos y propósitos triviales, la Divinidad desciende al nivel humano y le enseña cómo puede divinizarse. Esta es la enseñanza del Gita. Todas las grandes Escrituras, como la Biblia, el Corán y las demás, se han originado con el mismo propósito. Las Escrituras por sí mismas no pueden redimirlos. Solo sirven como indicadores. Señalan los caminos a tomar para percatarse de la Divinidad. (Discurso, 31 de agosto de 1983)