Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 30 de enero de 2020

123

La vida es acechada eternamente por la muerte. Sin embargo, la gente no tolera que se mencione la palabra «muerte». Se considera poco propicio escuchar esa palabra, aunque, por muy insufrible que sea, todo ser vivo está cada vez más cerca de ella. Con la intención de hacer un viaje y habiendo comprado un billete para si mismo, cuando entran en un tren, el tren te lleva a voluntad a su destino, ya sea que se sienten o te acuesten o lean o mediten. Así también, cada ser vivo recibió un boleto para morir al nacer y ha venido en un viaje; así que cualquiera que sean sus luchas, salvaguardias y precauciones, el lugar tiene que ser alcanzado algún día. Cualquier otra cosa puede ser incierta, pero la muerte es segura. Es imposible cambiar esa ley. La gente ha enseñado al ojo, al oído y a la lengua el lujo de la constante novedad. Ahora, las tendencias opuestas tienen que ser enseñadas. La mente tiene que estar orientada hacia el bien; las actividades de cada minuto tienen que ser examinadas desde ese punto de vista. Prema Vahini, Cap. 27.