Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 31 de mayo de 2020

71

Nuestra primera tarea es reconocer nuestro deber. No debemos quedarnos pensando si conducirá a la victoria o al fracaso. Es nuestro deber hacer el intento; el éxito o el fracaso del intento debe dejarse a Dios. Si desarrollamos esta actitud, no nos preocuparán los éxitos ni los fracasos. Ustedes deben reconocer que el esfuerzo (sadhana) es más importante que el éxito mismo. Más que soñar con el éxito, es importante que hagan el esfuerzo. Desean grandes resultados, pero pregúntense si están haciendo el esfuerzo adecuado. Si hacen el esfuerzo adecuado, no necesitan preocuparse por el resultado. Aun si por mala suerte no obtienen lo que desean, ¡no tienen por qué lamentarlo, porque han hecho el esfuerzo! Cultiven la estabilidad mental y la ecuanimidad, mediante las cuales no se sentirán eufóricos ni deprimidos. (Capítulo 21, Lluvias de Verano 1978)