Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 5 de abril de 2022

90

Los animales como el ganado y las aves no pueden cambiar las cualidades que adquieren con su nacimiento. El león, por ejemplo, nace como un animal cruel. Vive y muere como un animal cruel. El gato nace con la cualidad de atrapar las ratas y matarlas. Vive con estas cualidades. Por más que lo intenten, estos animales no pueden cambiar sus malas y crueles características. Puedes hacer que un gato se siente sobre la silla y darle alimentos sátvicos como leche, cuajada, y demás, en un intento por convertir al gato, pero en el momento en que ve una rata, salta para matar la rata. Por lo tanto, el animal que nace con cualidades crueles no puede cambiar, a pesar de nuestros mejores esfuerzos. Sin embargo, el hombre no es así. El hombre puede nacer con cualidades crueles; pero una persona así, por el contacto con buenas personas y por vivir con buenas personas en un buen ambiente, puede cambiar sus cualidades. Es en este contexto que se ha dicho que de todos los seres vivientes nacidos del vientre de una madre, tener un nacimiento humano es lo más difícil. Sathya Sai («Lluvias de Verano», mayo de 1977)