Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 8 de octubre de 2022

56

El amor de Dios es espontáneo, libre de egoísmo, inquebrantable y siempre pleno. El amor humano ordinario está motivado por consideraciones egoístas, sujeto a cambios debido a la modificación en el tiempo y las circunstancias. Para quienes están inmersos en este amor, es difícil comprender o tener consciencia de la grandeza del Amor Divino. El filósofo inglés Bacon destacó cómo el amor de Dios es universal e inmutable, y cómo puede crecer hacia el amor Universal. El amor viste la túnica de la Verdad. Y quien está casado con la Verdad permanece siempre joven y vigoroso. Los Upanishads declaran que el devoto de la verdad no conocerá la vejez. La Biblia también afirma que el cuerpo se fortifica al adherirse a la verdad. La verdad no debe ser confinada a las palabras. Debe ser expresada en acciones. Solo quien es veraz en palabra y acción puede ser estimado como un ser humano genuino, según el profeta Mahoma. El Budismo también establece que todos, sin importar el género o país, deben vivir en consonancia con la Verdad. Sathya Sai. (Discurso del 25 de diciembre de 1984).