Mensaje de Prashanti Nilayam 06-04-2019

136

En Ugadi ( El día de Año Nuevo), la gente se levanta temprano, toma un baño sagrado y se pone ropas nuevas. Se interesan solo en la limpieza externa y no se preocupan por la purificación de sus corazones, los que están manchados con pensamientos y sentimientos malvados. Es ms fácil mantener la higiene externa y estrenar ropa nueva, pero ese no es el propósito de celebrar los festivales. La verdadera celebración del año nuevo yace en renunciar a las malas cualidades y purificar el propio corazón. El corazón humano en su estado prístino es altamente sagrado y el nacimiento humano es difícil de obtener. Habiendo logrado una vida tan preciada, la gente no hace ningún esfuerzo para vivir como un verdadero ser humano. Hoy la gente se ha vuelto un atado de deseos. Todo el tiempo y el esfuerzo es gastado en satisfacer deseos. Uno debería darse cuenta que solo la aniquilación de los deseos lo conducirá a la bienaventuranza última. La verdadera felicidad yace en el estado de no deseo. Sathya Sai Baba., Discurso del 13 de abril de 2002.