Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 04 de agosto de 2020

105

El Señor los ha dotado a ustedes de toda su riqueza y sus divinas potencialidades. Ustedes son los herederos de esta riqueza. Tienen que descubrir qué es esta riqueza. La riqueza de Sai es el amor puro, desinteresado e ilimitado. Esta es la verdad. La riqueza de Sai no son los edificios que ven aquí. Es solo el amor puro y desinteresado. Ustedes deben heredar este amor, llenarse de él y ofrecerlo al mundo. Esta es su responsabilidad suprema, como devotos Sai. ¿Qué pueden ofrecer al Señor, que es omnipotente, omnipresente y omnisciente? Las diversas cosas que ofrecen a Dios las dan por causa de la ilusión. ¡Encarnaciones de la Divinidad! Para tomar conciencia del Señor, el amor es el camino más fácil. Así como pueden ver la luna solo con la luz de la luna, Dios, que es la encarnación del amor, solo puede ser alcanzado mediante el amor. Consideren al amor como su aliento vital. El amor fue la primera cualidad en emerger, durante el proceso de la creación. Todas las demás cualidades vinieron después. Por eso, ¡llenen de amor el corazón y basen en él su vida! (Discurso, 23 de noviembre de 1986)