Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 05 de abril de 2021

53

Cada uno tiene su propio dharma o especialidad innata, individualidad, o características amorosas. Esta regla se aplica de igual manera a las hojas de pasto como a las estrellas. El cosmos no es un flujo continuo. Progresa persistentemente hacia la obtención de una totalidad en las cualidades y circunstancias. Uno también puede transformarse a sí mismo desde el estado actual a través del esfuerzo propio y el discernimiento. Las fuerzas morales que permean el cosmos con seguridad promoverán nuestro logro. Pero las personas están demasiado inmersas en la ilusión omnipresente para sacar ventaja de ella y elevarse a sí mismas. No son conscientes del camino de la paz y la armonía en el mundo. No les es posible aferrarse a lo bueno y evitar lo malo. No pueden establecerse en la senda del dharma. “Eso” desde el cual emanó el cosmos manifestado, con sus entidades móviles e inmóviles; “Eso” que impulsa, promueve y fomenta su progreso; “Eso” en el cual, finalmente, se fusionan- sepan que “Eso” es Brahman. (Sutra Vahini, capítulo 4 de la traducción en español)