Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 10 de marzo de 2024

50

Para asegurarse la gracia de la Divinidad, no es necesario buscar conocimientos, riqueza, poder ni posición. Es suficiente con la pureza de la mente. Cada célula del cuerpo será saturada con la Divinidad cuando se adore a Dios con pura y exclusiva devoción. Para el devoto que sacrifique su «yo», la Divinidad será omnipresente. El Señor está siempre dispuesto a responder a las plegarias de los devotos. Pero lo que hoy se considera como «devoción», es solo «el océano profundo» (juego de palabras en inglés, «devotion, deep ocean») es decir, sumergirse en el mar de la vida mundana. La gente habla de la «Divinidad», pero están solo interesados en el «vino profundo» (juego de palabras: «Devotion, deep wine»). Hablan sobre «compasión», pero solo les importa «la moda» (juego de palabras: «compassion = fashion). Pronuncian la palabra «cooperación», pero se dedican solo a la «operación». La devoción ha sido reducida a una pomposa exhibición. El verdadero conocimiento solo puede llegar cuando uno es confrontado con una crisis moral extrema. Esta fue la situación que enfrentó Arjuna cuando fue puesto entre los dos ejércitos enemigos. Parikshit enfrentó una crisis similar cuando supo que solo le quedaba una semana de vida. Es en momentos de tales crisis que uno piensa en Dios y busca la ayuda divina. Sathya Sai. (Discurso del 31 de diciembre de 1983).