Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 18 de junio de 2021

68

Mi Ananda (Bienaventuranza Divina) no tiene límites. Yo estoy siempre inmerso en la bienaventuranza. Esto es a causa de que Mi gozo está ligado al amor puro y no a los objetos materiales. Si siguen esta senda del amor obtendrán un Ananda indescriptible y experimentará paz. Acepten la buena fortuna y el infortunio, la felicidad y la pena, la pérdida y la ganancia con una mente equilibrada. Estos son productos de la naturaleza al igual que el calor y el frío, el verano y el invierno. Sirven para un propósito. Igualmente los altibajos de la vida tienen lecciones que enseñarnos. De hecho, sin reveses en la vida, no seremos capaces de experimentar la Divinidad. Sin oscuridad, no podemos valorar la luz. Si no experimentamos dificultades, no disfrutaremos de los beneficios. Es la falta de paz mental la que nos impulsa a buscar medios para alcanzar una paz duradera. Las Escrituras declaran que sólo a través de la renuncia, se alcanza la inmortalidad. El hombre debe aprender a practicar la renuncia de modo tal que descubra el secreto de la paz duradera y la bienaventuranza. (Discurso del 6 de abril de 1983)