Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 2 de marzo de 2022

357

Esfuércense: ese es su deber. Anhelen: esa es su tarea. Luchen: ese es su cometido. Si lo hacen, con empeño y constancia, Dios no puede demorar mucho tiempo en recompensarlos con la toma de consciencia de Sí Mismos. El río se esfuerza, anhela y lucha para fundirse en el mar de donde proviene. Tiene esta consumación siempre presente en la consciencia. Procura ser puro y transparente para poder ser bienvenido por su propia fuente. Supera todo obstáculo del terreno con el objeto de viajar con éxito hacia su meta. El hombre también debe utilizar los recursos físicos, mentales, morales, intelectuales y materiales que Dios le ha otorgado para que pueda viajar hacia la meta de la toma de consciencia. No se engañen creyendo que existen dos entidades, como este mundo y el otro, o aquí y el más allá. Aquí mismo, perciban el más allá. Este mundo está entretejido con el siguiente. No es real la disparidad entre lo secular y lo espiritual, lo piadoso y lo materialista, lo celestial y lo terreno. Sathya Sai Baba. (Discurso del 16 de febrero de 1977).