Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 20 de enero de 2020

108

La mera erudición no sirve para nada; los Vedas, los Upanishads y las escrituras son doctrinas para vivir en la práctica diaria. Sin esta práctica, sea cual sea la riqueza de palabras o el nivel de erudición, todo es un desperdicio colosal. Para llevar estas enseñanzas a la vida real de uno, uno tiene que deshacerse del sentimiento de «yo sé», abrir los ojos a la verdadera esencia y hacer introspección sobre ella. Entonces uno puede alcanzar la felicidad, sin fallar. El calendario puede indicar que lloverán diez litros de agua, pero incluso si el calendario se dobla diez veces y se aprieta, no se puede extraer ni una gota de agua. El propósito del calendario no es dar la lluvia, sino sólo dar información sobre ella. Así también, las escrituras pueden dar solamente la información sobre las doctrinas, los axiomas, las reglas, las regulaciones, y los deberes. Dan instrucción sobre los métodos para alcanzar la paz y la liberación. Pero no están saturadas con estas esencias de felicidad. Uno tiene que descubrir el camino, la dirección y la meta como se describe en ellas; luego, uno tiene que recorrer el camino, seguir la dirección y alcanzar la meta. Prema Vahini, Cap. 16.