Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 20 de noviembre de 2020

60

Vengan, Yo Soy el reparador de los corazones rotos y las cuatro herramientas dañadas: la mente, el intelecto, la memoria y el ego. Soy como el herrero que suelda, recicla y endereza. El Señor estará esperando fuera del cuarto de adoración del devoto, ansioso de satisfacer su voluntad. Verdaderamente quien tiene al Señor como su siervo, ¡ese, es el Dios verdadero! Eso sí, no permitan que flaquee su fe. No se conviertan en esclavos de otros; no, ni siquiera de Dios. Prueben. Prueben, examinen y experimenten. Cuando encuentren a Dios, demanden, como que es su derecho. Pero antes de obtener ese derecho, deben presentarse a los exámenes y pasarlos. ¿No es cierto? Yo les pongo pruebas, no como castigo o porque disfrute el ponerlos en dificultades, sino ¡solo para darles la satisfacción de pasarlas! Tampoco den paso a la desesperación ni se depriman. Es Mi resolución (sankalpa) que progresen en su desarrollo espiritual. Yo los he elegido a todos, y sentaré los cimientos de concreto, levantaré las paredes, instalaré el techo y completaré la mansión. Mi determinación jamás es inefectiva. (Discurso del 17 de octubre de 1961)