Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 23 de octubre de 2020

30

No obtenemos todo lo que pedimos. ¿Cuál es la razón? ¿Acaso Dios no tiene compasión? El niño está enfermo, pero pide muchas clases de dulces, que la madre se niega a darle. ¿Significa esto que lo odia? ¿O que es dura de corazón? ¿Le ha perdido el afecto? La negativa misma es signo de compasión. Cada persona es un inválido que padece recurrencias de nacimiento y muerte. Otorgar todo lo que solicita solo puede prolongar el sufrimiento. Esa es la razón de la abstención y la negativa. ¡Por añadidura, ustedes no piden lo indispensable! No imploran la paz que no conoce pausa. Si lo hacen, el don será otorgado. Dios responderá, cuando el llamado surja del corazón. Sé que ustedes golpean a la puerta. Pero, ¿a cuál puerta? Si mantienen cerrada la puerta de su propio corazón, ¿cómo podrá su clamor hacer que la otra puerta se abra? Golpeen a la puerta de su propio corazón. Dios, el residente, se dejará ver. (Discurso, 21 de octubre de 1982)