Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 25 de enero de 2020

99

El cuerpo es el templo del individuo, de manera que todo lo que ocurra en ese templo es asunto del individuo. Así también, el mundo es el cuerpo del Señor, y todo lo que ocurre en él, bueno o malo, es asunto suyo. A partir del hecho observado del individuo y el cuerpo, puedes conocer la verdad del hecho inobservable del Señor y el mundo. La relación entre el individuo y el Señor puede ser comprendida por todo aquel que adquiera tres instrumentos fundamentales: (1) una mente limpia de apego y de odio, (2) un habla limpio de falsedad, y (3) un cuerpo limpio de violencia. La alegría y la paz no son inherentes a los objetos exteriores; están en ti mismo. Pero en tu ingenuidad, los buscas fuera de ti, en un mundo del que estás destinado a partir, hoy o mañana. Procura conocer la esencia de todo, la verdad eterna. Esfuérzate por experimentar el amor, que es Dios mismo. Discierne en cada disyuntiva, aceptando lo que es verdadero y desechando el resto. (Prema Vahini, Capítulo 19)