Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 27 de noviembre de 2020

48

Lo que el hombre debe buscar hoy no es el placer. Su meta tampoco es el dolor. ¿De dónde viene el placer? Cuando el dolor es eliminado, surge el placer. El hombre debe tener bajo su control la fuente del placer y del dolor. Más que el placer, es el dolor lo que despierta la sabiduría en el hombre. Si estudian la vida de grandes hombres, encontrarán que fue del dolor y de las dificultades de donde obtuvieron sabiduría. Sin dolor no puede haber sabiduría. Es el dolor el que enseña muchas lecciones sabias al hombre. Sin comprender esta profunda verdad, el hombre persigue el placer interminablemente. Sin duda, el hombre necesita ser feliz. Pero, ¿cómo se alcanza la felicidad? Solo cuando el dolor es superado, el hombre logra la felicidad. Por lo tanto, todos deben recibir el dolor con el mismo espíritu con el que dan la bienvenida a la felicidad. Todo hombre tiene su origen en la Verdad. Está sostenido por la Verdad y se funde en la Verdad. Él es la encarnación de la Verdad. Cuando cada individuo reconozca esta verdad, el mundo entero estará impregnado de Verdad. (Discurso del 1 de enero de 1998)