Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 29 de junio de 2021

97

Usen la insignia invisible de un voluntario de Dios a toda hora y en todo lugar. Que todos los días de la vida sean una ofrenda continua de amor, como una lámpara de aceite que se consume iluminando los alrededores. Sometan al cuerpo, corrijan los sentidos y acaben con la mente: ese es el proceso para lograr el estatus de «hijo de la inmortalidad», que las Upanishads han reservado para el hombre. Dios es la encarnación de la dulzura. Obténganlo ofreciéndole a Él, que reside en todos, la dulzura que Él ha derramado sobre ustedes. Trituren la caña en el molino del servicio, hiérvanla en el caldero de la penitencia, decolórenla de toda ansia sensual, y ofrézcanle a Él el azúcar cristalizado del amor compasivo. El hombre es el más noble de todos los animales, el producto final de incontables eras de evolución progresiva, pero ¡no se está esforzando conscientemente para vivir de acuerdo con su herencia! Sathya Sai Baba. (Discurso del 26 de junio de 1969)