Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 30 de enero de 2024

115

Deben esforzarse constantemente por deshacerse de las tendencias malignas. Los rasgos malignos heredados y arraigados en la mente deben ser entregados en el altar sacrificial. De estos rasgos, los peores son el odio y la envidia. Ellos surgen del intenso egoísmo. Son características del leopardo y no deben tener cabida en un ser humano. Algunas personas pretenden haber superado la ira, el odio, los celos y el orgullo. Las artimañas que adoptan tales personas, no son más que los astutos trucos del zorro. Cuando estos rasgos aparecen de vez en cuando, deben ser desechados inmediatamente. Lograr esto requiere un ‘yajna’ interior continuo (adoración sacrificial), a diferencia del ‘yajna’ externo que se realiza sólo una vez al año en un lugar determinado. El ‘yajna’ interior debe realizarse en todo momento, en todo lugar y en toda circunstancia. El altar sacrificial para este ‘yajna’ está dentro de cada uno de nosotros. Siempre que surja un mal pensamiento o deseo, debe ser eliminado sin piedad. Sólo mediante la vigilancia constante y el esfuerzo continuo, se puede ganar la gracia divina. -Sathya Sai. (Discurso del 10 de octubre de 1983).