Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 31 de diciembre de 2020

109

La paz es esencial para el hombre, en los tres niveles: cuerpo, mente y espíritu. Por esta razón entonamos shanti tres veces. Solo desarrollando el amor a Dios pueden lograr paz en estos tres niveles. Quien carezca de amor a Dios, nunca tendrá paz. Todos los placeres mundanos son fugaces y momentáneos. Sankaracharya se hizo eco del mismo sentimiento: Ma kuru dhana jana yauvana garvam, Harathi nimeshath kalah sarvam: “No te enorgullezcas de tu riqueza, de tu progenie ni de tu juventud. La marea del tiempo puede destruirlas en un momento”. ¿Qué es la felicidad? ¿Estar sentado en un cuarto con aire acondicionado? ¿Ingerir alimentos deliciosos? Esto confiere felicidad solo en los niveles físico y mental, no a nivel del Atma. La verdadera felicidad es la que se relaciona con el Atma. No deben temer a las dificultades; son nubes pasajeras. No vacilen. Sigan al corazón, que es firme y estable. (Divino Discurso, 25 de diciembre de 1998)