Mensaje del día 10 de Octubre del 2019

112

La historia de Rukmini Kalyana no es simplemente la historia de una boda. Es la unión de Purusha (el Espíritu Supremo) con Prakriti (la creación, el mundo objetivo). Rukmini es el ser individual (jiva) y Krishna el Ser Supremo (Paramatma). Rukmini sufría debido a las reglas y restricciones impuestas por el mundo objetivo; el egoísmo es su hermano y la mundanalidad su padre. Piensen en este hecho: Rukmini no se había encontrado nunca con Krishna; su alma ansiaba intensamente al Señor. Con una conducta intachable, ella buscó refugio en Dios. Sus padres, hermano y demás parientes objetaron esto, pero cada persona nace para cumplir su destino, no para actuar un rol en la obra teatral de otro. Cada uno nace para cumplir su propia sentencia, y al final queda libre; ¡nadie permanece en prisión con el pretexto de que un querido camarada sigue estando en ella! Las plegarias de Rukmini, su arrepentimiento, su anhelo y determinación fueron ampliamente recompensados, y el Señor se apresuró a aceptarla. (Divino Discurso, 28 de octubre de 1963)