El Nombre, fuente inagotable (16/05/1968)

101

( Impreso en castellano en Mensajes de Sathya Sai, Tomo 06 cap. 44 )

El Nombre, fuente inagotable

16 de Mayo de 1968

Bombay

«LAS PRÁCTICAS ASCÉTICAS, los años de constante recitación del Nombre Divino, las peregrinaciones a lugares santos y templos, el estudio de libros sagrados; todos éstos no ayudarán tanto al aspirante a la victoria espiritual como la comunión con los santos y los hombres buenos. Bharat (la India) es un raro tesoro de joyas espirituales; puede conferir todos los dones a los buscadores sinceros. Esta conferencia de buscadores espirituales es en verdad una gran oportunidad, y para la gente de Bombay es una gran fortuna. Habiendo dicho estas pocas palabras como corresponde a esta gloriosa ocasión: en sánscrito, la madre y esencia de todas las lenguas, voy a continuar mi discurso en telugu, el cual será traducido al inglés por Kasturi». (Estas frases fueron dichas por Baba en sánscrito).

Bharat es el lugar de nacimiento de los Vedas, así como de los Shastras, las epopeyas y los Puranas que han comentado los principios enunciados en aquellos para la educación del hombre común. Es el semillero de la música y otras bellas artes, inspiradas por la noble pasión de consagrar las destrezas humanas a la adoración de lo divino y de comunicar lo suprasensorio. Es el bastón y el sostén del místico y del asceta, del intelectual y del adorador de Dios; es el campo donde la ciencia del yoga ha sido cultivada y sistematizada. No es asombroso, entonces, que esta tierra, Bharat, haya sobrevivido a través de las edades como la tierra del yoga (el autocontrol) y del desapego. Aunque estos rasgos de la cultura india pueden ser eclipsados durante algún tiempo por las fuerzas seculares, las civilizaciones que buscan la comodidad material y las tempestades de dudas e incredulidad que barren por los corredores del tiempo, no pueden ser totalmente desarraigados de los corazones de los hombres. El deber de los indios es promover estos rasgos y sembrar entre las comunidades humanas las semillas del amor, para que puedan crecer y llenar el mundo con las fragantes flores de la tolerancia y la reverencia. Ningún hombre puede vivir lejos, apartado del resto de su género. Ningún país puede jugar su papel en el escenario del mundo solo y separado de los demás. Otras naciones influyen en el destino de la India, sin embargo, ésta también tiene su impacto sobre los otros países. Una sola corriente sanguínea fluye por todos los miembros; un solo principio divino circula por todas las tierras y pueblos. El universo es el cuerpo de Dios; él conoce y siente cada estremecimiento, cada suspiro, sea de un hombre negro o blanco, en la tierra, el mar, el aire o el espacio.

Morarji Desai mencionó a menudo la palabra dharma (código moral) en su discurso. Si los líderes de la India instalan el dharma en sus corazones, pueden elevar todas sus actividades según las altas exigencias de éste sobre la conducta y etapa de la vida. El dharma obligará a una integración de pensamiento, palabra y acción. Purificará la mente y la librará de codicia y de odio. Ésta es una asamblea de representantes de todas las religiones, y así, pueden atestiguar que cada fe no es sino un esfuerzo por limpiar los impulsos y las emociones, como parte del proceso de descubrir la verdad del mundo visible e invisible. Nadie que haya pisado este sendero y se haya dedicado a este proceso ha escapado a la calumnia y a la crueldad. Mahoma, quien quiso establecer la primacía del Uno Absoluto sin forma, fue difamado y sufrió grandes persecuciones y privaciones. Jesús, que intentó reformar a la humanidad sobre la base del amor, fue crucificado por hombres pequeños que temieron que sus diminutas torres de odio y de codicia fueran destruidas por su enseñanza. Harischandra, quien resolvió no alejarse nunca de la verdad, fue sometido a prueba tras prueba, cada una más terrible que la anterior. Aquellos que buscan conocer a Dios deben estar preparados a soportar los insultos, las injurias y las torturas con una sonrisa.

La búsqueda va dirigida a encontrar el mismo tesoro. La cima es Una, aunque los caminos que llevan a ella son muchos. Los guías también son muchos, y claman y compiten entre sí. Siete ciegos examinaban al elefante y se imaginaban y trataban de interpretar aquello que tocaban de él, sin poder tener una imagen completa y correcta del animal. El hinduismo es el estómago del elefante, que suministra fuerza y vigor a todas las demás religiones, pero hay que admitir que el estómago no lo es todo. Los miembros son los otros credos. Aun aquellos que afirman que no encuentran ninguna señal de Dios en el espacio exterior, o que Dios está muerto o que si él está vivo ya no es necesario para el hombre, sino un impedimento y una molestia, todos éstos deben admitir que hay algo inexplicable, inescrutable, más allá del alcance de la razón y de la ciencia, algo incógnito que permea el mundo y afecta el curso de las cosas.

La visión intuitiva del altamente sensitivo ojo interno de los yoguis de la India fue capaz de descubrir muchos secretos del universo y de atisbar al pasado o al futuro hasta donde quisieran. Hace ya más de veinte años que los británicos dejaron sola a la India. ¡Esto fue predicho hace 5043 años por un yogui indio, quien declaró que la India se libraría del yugo de una raza de Occidente en el año Nanda! ¡La India logró la independencia del yugo occidental en el año Nanda! ¿Cómo pudo descubrirse y declararse esto 5043 años atrás? El terremoto en Bihar fue predicho correctamente dos años antes por los astrólogos de Varanasi.

¿Sobre qué base descansa el antiguo Shastra de astrología? Su base no es tan científica como los científicos modernos lo exigen. Está basada en la experiencia espiritual intuitiva. Leadbeater declaró que la recitación correcta del mantra Gayatri con el acento agudo, el acento grave y la modulación de la voz y los acentos silábicos puede producir una iluminación auténtica, mientras que la pronunciación incorrecta y la acentuación errónea resultan en una profundización de la oscuridad. Por lo tanto, en lugar de mofarse de las disciplinas de la recitación, meditación, oración, adoración y pronunciación de mantras, sus valores deben ser aceptados y confirmados por la práctica.

La fórmula más potente, la que puede liberar, purificar y elevar la mente es el nombre de Rama. Rama no debe ser identificado con el héroe del Ramayana, el divino vástago del emperador Dasarata. Él fue nombrado Rama por el preceptor de la corte porque era un nombre que ya existía usualmente. Vasishta, el preceptor, dijo que había escogido ese nombre porque significaba «Aquel que agrada». Mientras todos los demás complacen al ser, nada complace más al ser individualizado enjaulado que el libre Ser universal. El Ser, por lo tanto, debe ser llamado el Atma Rama, el Ser que confiere felicidad interminable.

Hay una historia en los clásicos para ilustrar el valor de¡ nombre Rama. El sabio Prachetas, una vez, compuso un texto con ¡cien crores de versos!’ Los tres mundos compitieron entre sí para tomar el texto entero; la lucha asumió graves proporciones, por lo cual Dios los juntó y los persuadió de que aceptaran un tercio cada uno; es decir, cada mundo (el cielo, la tierra y el mundo inferior) recibieron 33 crores,* 33 lakhs** y 33 versos cada uno. Quedó un verso sin dividir; tenía treinta y dos sílabas; así, cuando fue asignado a las tres partes a razón de diez sílabas a cada una, ¡quedaron dos sílabas! ¿Cómo podrían dividirse dos entre tres? Así que Dios decidió que fueran adoradas y reverenciadas por igual por los tres mundos. Las sílabas eran Ra y Ma, las cuales componen la invaluable clave para la salvación: RAMA.

Rama es la abeja que sorbe la miel de la devoción del loto del corazón. La abeja afloja los pétalos de la flor sobre la cual está sentada, pero Rama hace aumentar su belleza y fragancia. Él es como el sol que atrae hacia sí el agua por medio de sus rayos, la acumula en forma de nubes y la envía de nuevo como lluvia para saciar la sed de la tierra. Rama, ese potente sonido místico, nace de! ombligo y se eleva hacia la lengua y danza con deleite en ella. La declaración védica «Tat Tuam Así» (Tú eres Eso) está engastada en la palabra Rama, la cual consta de tres sonidos: Ra, a y ma. De estas tres, Ra es el símbolo de Eso (Tat, Brahman, Dios), ma es el símbolo de Tuam (tú, el individuo) y a, que conecta a las dos, es el símbolo de la identidad de ambas. La palabra Rama también tiene un significado numerológico: Ra cuenta como dos, a cuenta como cero y ma cuenta como cinco, de modo que Rama suma siete, que es un número auspicioso. Tenemos las siete notas musicales, los siete sabios celestiales y el recitar «Rama» durante siete días continuamente, que se considera especialmente fructífero.

Sin embargo, puesto que esta conferencia va a discutir acerca de este gran ejercicio espiritual de la repetición de¡ Nombre de Dios, dejen que les diga que ningún nombre en particular puede ser elevado a una posición más alta que el resto, pues todos los nombres son suyos y él responde a todos. Me propongo explayarme sobre este punto mañana en las sesiones de la Conferencia, pues es una disciplina beneficiosa, no sólo para este país, sino para todos los países de¡ mundo. Voy a concluir expresando mi satisfacción por que la conferencia se realice en los predios de¡ 8harafiya Vidya Bhavan (Palacio de la Sabiduría de la India); no se podía haber encontrado un lugar mejor que éste en Bombay para una conferencia que intenta llevar el mensaje de la sabiduría india a toda la humanidad.

Inauguración de la Conferencia Mundial de las Organizaciones Sathya Sai de Servicio

Bombay, 16 V 68

* Un crore equivale a diez millones

** Un lakh equivale a 100.000