Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam 04-07-2019

128

Uno puede estudiar todas las escrituras y libros de texto sobre la práctica espiritual e incluso puede dar conferencias sobre ellos durante horas, pero caerá en el error en cuanto la tentación lo confronte. ¡Cuidado! Como la tierra reseca, el corazón puede parecer libre de cualquier brote de maldad, pero cuando caen las primeras lluvias, las semillas y las raíces debajo del suelo transforman el desecho en una alfombra verde. Reformar las tendencias y el carácter de uno, es una tarea cuesta arriba pero vale la pena. Pueden tener las mejores verduras y ser los cocineros más capaces, pero si la vasija de cobre en la que preparan la sopa de verduras no está cubierta de estaño, ¡la delicia que cocinen será altamente venenosa!. Por tanto, recubran su corazón con el “estaño” de la verdad, la rectitud, la paz y el amor divino (sathya, dharma, shanti y prema); transformándolo, de esta manera, en una vasija apta para la repetición del nombre sagrado, la meditación, los votos religiosos, la peregrinación, la adoración ritual y los otros platillos que preparen en ella. Discurso del 13 de junio de 1965.